martes, febrero 22, 2005

 

Muerte a América

Uno no puede recomendar demasiado los videos de MEMRI. Dan una imagen muy vivaz de la TV que consumen las masas en los países árabes. El último video que aparece en el sitio muestra un discurso de Hassan Nassarala, el líder de Hizbalá, y la reacción del público gritándo al unísono "muerte a Israel", "muerte a América". Una cosa es leerlo, otra cosa es verlo.

Nótese de paso lo similar del discurso del líder terrorista con el discurso de gran parte de la izquierda.
(hat tip: LGF)

sábado, febrero 19, 2005

 

Un poco de lucidez

Excelente artículo de unas de las voces más lúcidas de la blogsfera hispanoparlante, refrescándonos un poco la memoria sobre la historia de la violencia en el Líbano.

Y no dejen de leer hasta la última frase, que es la mejor.

miércoles, febrero 16, 2005

 

Delicias de la vida palestina

Abbas autoriza la ejecucón de "colaboradores".

En la primer decisión de este tipo desde que sucediera a Yasser Arafat, el presidente de la autoridad palestina Mahmud Abbas ha ratificado las sentencias de muerte contra tres palestinos culpables de colaboración con Israel.

 

Lo qué?

"No es aceptable la falsedad de ciertos datos objetivos"


El Canciller argentino tratando de demostrar al mundo que se pueden decir frases sin sentido.

martes, febrero 15, 2005

 

Entrevista radial

Recomiendo a todo aquel que quiere oir la opinión de una árabe-israelí sobre la historia del conflicto homónimo que escuche esta entrevista que laurie Roth le hizo a Salma Abdula. Les va a abrir los ojos, o los oídos, a los que están dispuestos a oir la verdad.

Es una intrevista en inglés. Esta es la primer parte.
Esta es la segunda parte.

lunes, febrero 14, 2005

 

Intifada - Estilo español

Hillel Halkin tiene un excelente ensayo en el Jerusalem Post. Me tomé el atrevimiento de traducirlo al castellano para que mis estimados amigos hispanoparlantes puedan disfrutar, aunque sea mínimamante, de la calidad de la prensa israelí. Aquí va:

Intifada - estilo español, por Hillel Halkin.

Los alemanes lo llaman Schadenfreude. En hebreo decimos simha le'eyd. Desafortunadamente, no hay una palabra para eso en inglés –"malicious pleasure" es lo más cercano que conozco. Me pregunto si hay alguna en castellano.

Porque es España la que me está dando el placer. Y sus vascos. Quizá hayan leído ustedes sobre esto en los diarios la semana pasada. Luego de que el presidente regional vasco Juan José Ibarretxe propusiera una nueva relación de "asociación libre" entre la región vasca y el resto de España, con la futura opción de plena independencia vasca, el parlamento español en Madrid votó abrumadoramente rechazar el plan.

España, declaró el primer ministro español José Luís Zapatero, jamás aceptaría un estado vasco independiente, incluso si esto es lo que una mayoría de vascos quisieran. La integridad territorial española jamás sería negociada.

Esto, tengan en cuenta, por un país que ha estado, como todos sus iluminados vecinos europeos, predicándole a Israel durante años sobre la necesidad de un estado palestino. Cómo podríamos nosotros los israelíes ser tan obtusos como para frustrar el derecho palestino a la autodeterminación nacional?

Resulta que lo que es urgente para los palestinos está fuera de cuestión para los vascos. Cómo puede ser? Porque el derecho a la autodeterminación nacional, aparentemente, no se aplica a Europa.

Por supuesto, usted podría argumentar si fuera español que esto tiene lógica. A diferencia de los palestinos, los vascos no están oprimidos; ellos viven libremente en su patria como ciudadanos plenos e iguales de España, sin controles de carreteras, sin puntos de chequeo, sin humillación, sin tanques y patrullas armadas trashumando por sus ciudades. Los palestinos necesitan un estado porque la vida bajo el domino israelí es intolerable para ellos. Para qué necesitan uno los vascos?

Pero más allá del hecho de que el derecho a la autodeterminación nacional significa que no es asunto de los españoles andar diciéndole a los vascos si ellos necesitan o no un estado, uno puede fácilmente dar vuelta este argumento. Precisamente debido a los amargos sentimientos de agravio de los palestinos hacia Israel, un estado palestino independiente, situado en el corazón de la tierra bíblica de Israel y de un tercio del tamaño de Israel, podría constituir un grave peligro. Podría transformarse en irredentista y reclamar partes de Israel propia; podría despertar separatismo y sedición entre los ciudadanos palestinos de Israel; podría permitirle a terroristas atacar a Israel a través de sus fronteras. Israel tiene muchas razones para temer.

España, por otro lado, es un país enorme. La región vasca es una pequeña y remota parte de ella. Un estado vasco independiente no podría ni aún estirando la imaginación poner en peligro a España o herir sus intereses vitales. Qué otra razón, además de testarudo orgullo nacionalista español, o la preocupación de que algún otro (los catalanes, digamos?) fuera animado, dios lo prohíba, a querer también autodeterminación, tienen los españoles para oponerse?

Uno puede ir aún más allá. Los árabes de palestina no son diferentes en lengua, cultura y religión de los árabes de Siria y Jordania, quienes son asimismo no tan diferentes de los árabes en muchos de los más de 20 países independientes de habla árabe. Un estado más de estos no es tan necesario para asegurar la supervivencia de las cualidades características de la vida palestina, las cuales no son, para decirlo así, en estado de peligro ecológico.

Los vascos son el opuesto exacto. Hablan un lenguaje que es único (aunque algunos lingüistas creen que está relacionado distantemente al Burushaki, que es hablado por unos pocos miles de personas en un valle aislado en Pakistán) y tienen una historia que es única, también, habiendo directamente descendido, según las teorías corrientes, del primer homo sapiens que habitara Europa unos 40.000 años atrás. Todos los demás pueblos europeos son Johny-llegados-tarde en comparación; cuando uno ve un vasco, uno puede estar mirando a la progenie del hombre de cromagnón.

Aún hoy, la lengua vasca no es hablada por la mayoría de vascos; la cultura y folklore vascos están en peligro de desaparición. Si la región vasca continúa siendo un apéndice de España, probablemente desaparecerán por completo. Qué es la única cosa que los puede salvar? Un estado vasco, en el cual todas las instituciones de gobierno – la burocracia, el sistema educacional, los medios – estén puestos a su servicio. Es un triste hecho que sin dichas instituciones detrás suyo, lenguajes y culturas tienen pocas chances en el mundo moderno.

Y quién está categóricamente en contra de un estado vasco? La misma España que nunca se cansa, como el resto del mundo, de pedir por un estado palestino!

Demás está decir, esta hipocresía repugnante no es sólo sobre palestinos y vascos. Un Kurdistán independiente? No – aunque los 25 millones de kurdos del medio oriente has sido sistemáticamente discriminados en contra y a veces brutalizados militarmente por todo país en donde viven, especialmente Turquía e Irak. (Los turcos también, por supuesto, han atacado sin vergüenza a Israel por negarle a los palestinos independencia al mismo tiempo que amenazaban ir a la guerra para negársela a los kurdos.) Un Tibet independiente? Absolutamente no – aunque los chinos están determinadamente comprometidos en destruir la cultura tibetana y empantanar al Tibet con colonos chinos (suena mejor que "judíos", no?)

El hecho concreto es que a Europa le importa un carajo la autodeterminación nacional, y nunca le ha importado. Todo lo que le importa son sus propios intereses políticos y económicos, que encubre, como las naciones siempre lo hacen, en el lenguaje de la moralidad política cuando puede.

Debo confesar que no voy a sentir poca Schadenfreude si, el 17 de Abril, el día escogido por el gobierno regional vasco para la nuevas elecciones luego del voto parlamentario español, las fuerzas pro-"asociación libre" ganan por un margen sustancial. Qué hará el gobierno de España entonces? Declarar ilegal el voto vasco? Empezar a desmantelar el recientemente elegido gobierno regional? Mandar al ejército y declarar el régimen militar?

Cierto, incluso el Schadenfreude tiene sus límites. Si los vascos votaran en el futuro por independencia real y España tratara por la fuerza sofocarla, el resultado inevitable sería un resurgimiento vigoroso del terror vasco que ha sido pasivo en los años recientes y la erupción de la violencia masiva – en suma, una intifada al estilo español. Disfrutar de tal espectáculo significaría añadir más malicia a mi placer de la que me gustaría.

Mientras tanto, empero, No puedo esperar para ver lo que pasa luego. No hay nada como ver a un país hipócrita salirle el tiro por la culata.

viernes, diciembre 17, 2004

 

La intolerancia laica

Son los miembros más desenraizados de las minorías religiosas, educados mayoritariamente ignorantes de sus propias tradiciones, cuya identidad religiosa es tan tenue que sienten la necesidad de estar constantemente en guardia contra las exhibiciones de otras religiones – y quienes piensan que la solución a sus predicamentos es impedir al otro de exhibir su religión, en vez de aprender un poco sobre la propia.


Charles Krauthammer, en un gran artículo sobre una muy intolerante interpretación de la tolerancia religiosa.

martes, noviembre 30, 2004

 

Judeofilia

Este es uno de los más fuertes apoyos que Israel puede tener. Es un artículo de Julie Burchill, una ex-columnista del Guardian de Londres. Es largo, pero no tiene desperdicio. Está en inglés, por supuesto.

But increasingly, I don’t feel this. Because, in the face of all the evidence of history, and thus in the face of logic, Britain is slowly but surely ceasing to be Britain and becoming little more than an outpost of the “European Union” — the very name, I feel, echoes the join-us-in-friendship-or-else! promise/threat of an earlier European Unity dream-turned-nightmare. I have many minor gripes against the EU, such as its monstrous levels of corruption and waste.


But mainly I loathe the EU as I believe it to be a massive threat to what remains of the world Jewry which its leader, Germany, did so much to destroy. I cannot trust an organisation which has a belligerent Germany, aided and abetted by his vicious short sidekick, France, at its head — especially when that Germany is increasingly painting itself as the real “victim” of the Second World War. And it’s not just them, it’s us — in 2003 an EU survey claimed that six out of ten Britons believed Israel to be a threat to “world peace”, whatever that is.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?